Las mujeres informan

Extractos del libro „Triste y liberada al mismo tiempo“

rororo Sachbuch: 11.2015, Marina Knopf, Elfi Mayer, Elsbeth Meyer


traurig-und-befreit-zugleich.jpg

Sad and released at the same time : Psychological consequences of abortion
Marlene tiene 30 años y es taxista. Vive en una comuna. Su IVE fué hace cuatro semanas. Ella se decidió inmediatamente.

„Me di cuenta en algun momento que estaba embarazada. Fui al médico y me permitió confirmar. En el acto me arregle una cita para un aborto en el centro de planificación familiar. Cuando tuve la cita me sentí feliz y liberada. Me embarazé porque ya no quiero tomar la píldora. Desde este momento tenemos que usar condones o tener cuidado o algo por el estilo. Mi ciclo se puso en desorden, porque me fué de vacaciones y fué un vuelo muy largo. Tambien fué una estupidez. No nos cuidamos. Hace mucho que se que no quiero tener hijos. Yo creo que no es natural, que nosotras las mujeres tenemos que tener un hijo".

«Me costo mucha fuerza.»

Sonia tiene 35 años y trabaja como empleada a tiempo parcial. Está casada y tiene un hijo de doce años.Su IVE fué hace seís semanas y asimilarlo psiquicamente la tiene muy ocupada.

„Precavimos con el método de medir la temperatura y condones y por eso ni se porque me quedé embarazada. Cuando hice el test, me sentí atrapada. Pero en el fondo pensé que si mi marido sería feliz, me podria alegrar también estaría escantada tambíen. Pero estaba claro que no iba a hacer eso. Pero habría influido en mi decisión en gran medida. No habría tenido la sensación de estar a solas con el problema. Entonces me di cuenta de que estaba avergonzado de estar embarazada. Como si nada mas estuviera responsable yo. Contribuí igual como mi marido, pero aun asi sentí verguenza yo. Deseo que se maneje el tema del aborto de una forma diferente, menos teórico y moralista.“

«Fué un cámbio en mi vida»

Christiane tiene 26 años, es estudiante y vive sola. Su IVE fue hace un año.

„Antes del aborto estaba preocupada de caer en una depresión después. Es lo que se escucha. Mi situación psiquica no fué tan estabil. Despues me di cuenta que simplemente no es verdad. No es así inevitablemente. No hubiese sido capaz de esducar a un niño de la forma como deseo. Especialmente mi propia experiencia de no ser querida me apoyó en mi decisión. Es mejor tener un hijo solamente si uno realmente lo quiere tener. Lo que realmente me oprime el corazon y lo que me parece muy mal es que existen tantas ideas falsas sobre las consecuencias psiquicas. Que nadie pregunta si esas consecuencias tienen que ver algo con el aborto o no mas bien con la situación que vive la mujer. Que se siente sola o algo. Si una mujer esta mal tratado durante el aborto se sentira seguramente mal despues. A mi me molesta que se confundan tantas cosas.“

Lea el texto completo y otros reportajes más en: download